Rotura de la correa de distribución, ¿por qué se produce?

Rotura de la correa de distribución, ¿por qué se produce?

Tener el asesoramiento de los profesionales de un taller móvil Alicante es algo que proporcionará más tranquilidad a cualquier conductor ante cualquier eventualidad. Una de ellas puede ser la rotura de la correa de la distribución, una de las más complejas y caras que pueden suceder a cualquier vehículo.

Rotura de la correa de distribución

Se trata de una de las piezas indispensables para que el motor funcione de manera sincronizada, dado que se encarga de una adecuada coordinación entre las válvulas y los pistones. Si se avería esta pieza, puede ser un gran problema porque hay que sustituirla y requiere de bastante trabajo, lo que hará que el precio de la reparación aumente.

Normalmente, en la mayoría de los casos, la correa de distribución se avería debido al desgaste que se produce con el uso y el paso del tiempo. Es recomendable seguir las indicaciones de mantenimiento del propio fabricante para que no se averíe antes de tiempo y su vida útil pueda alargarse lo máximo posible.

En muchos casos, en la propia correa de la distribución encontraremos un indicador de fábrica que dice cuándo tocará cambiarla. Lo más aconsejable es consultar el manual del vehículo dado que puede haber diferentes variaciones según los modelos.

Además del uso y el paso del tiempo, otra situación que puede hacer que se rompa la correa de distribución es la realización de trayectos demasiado cortos con el coche y en condiciones de baja temperatura del motor. Circular a menudo por terrenos irregulares y polvorientos también puede ser la causa de que se pueda averiar esta pieza.